¿Qué es la Analítica Web?

analítica web

Definimos la analítica web como la disciplina del marketing online encargada de la recopilación, medición, análisis y estudio de los datos web. Una vez extraída la información relevante, se trata de comprender y optimizar el uso de la web y su evolución para, de este modo, tomar las decisiones oportunas en cada momento y poder evaluar el éxito de las mismas.

El uso de la analítica web es aplicable a cualquier tipo de página web, ya sea una página web de una empresa de servicios, un blog personal o revista online, un foro, un ecommerce, etcétera.

Resumiendo, esta disciplina a día de hoy es una de las claves para alcanzar el éxito de una página web, algo que los expertos en SEO saben muy bien.

¿Cómo se desarrolla la analítica web?

La mayoría de los análisis web se resumen en etapas fundamentales, que son:

1.   Recopilación de datos:

Dentro de esta etapa se recopilan los datos mediante implementaciones de código Javascript o logs. Normalmente, estos datos cuentas de eventos que se producen en la web. El objetivo de esta etapa es reunir los datos.

2.   Tratamiento de datos en la información:

En la siguiente etapa usualmente se contabiliza y se definen ratios. El objetivo de esta etapa es tratar los datos y contrastarlos mediante métricas.

3.   Desarrollo de KPI:

Aquí debemos centrarnos en el uso de los ratios (y los recuentos) y la repercusión que tienen con las estrategias de negocio, es lo que se denomina como Key Performance Indicators (KPI). A menudo, los KPIs se basan en la conversión, pero no siempre. Depende de la organización y la estrategia que se haya planteado.

 

4.   Formulación de la estrategia en línea:

Aquí es donde definimos las metas, objetivos y estándares que la organización o negocio necesita. Lo normal, es que siempre relacionemos estas estrategias con ganar dinero, ahorrar dinero o aumentar la participación en el mercado.

5.   Experimentos y pruebas:

Finalmente, otra función esencial utilizada por los analistas para la optimización de los diseños web son los experimentos.

Los llamados Test A/B son experimentos controlados con dos o más variaciones en la configuración. Estas variantes pueden ser creadas por el desarrollador web y su objetivo es identificar los cambios en las páginas web y ver cómo aumentan o maximizan un resultado estadísticamente probado.

Test A/B

La usabilidad y la experiencia del usuario valida los diseños de páginas teniendo en cuenta la proporción de clics que recibe un banner publicitario, un botón, etc. Se trata de comparar dos versiones (A y B), que son idénticas salvo por una variación que puede afectar al comportamiento del usuario.

La versión del Test A se puede utilizar como control, mientras que la versión del Test B tiene algún aspecto variante en concreto. Las páginas web de las tiendas online, en las que se realiza una compra son idóneas para realizar un test A/B, dado que, pueden mejorar el efecto del carrito abandonado, lo que implica aumento en las ventas. De igual forma, se pueden obtener mejoras cuando se modifican elementos como el texto de la web, la disposición de elementos, imágenes y colores,​ aunque no siempre es el caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *